EL MUSEO ANTROPOLÓGICO FREDDY OLMEDO RON

 El arte y la ciudad son parte de un nuevo proyecto en Guayaquil.
Guayaquil. Entrevista a Freddy Olmedo Ron, quien dirige la Regional Cultural del Banco Central del Ecuador, proyectos MAAC, Parque Histórico y Plaza de las Artes en el Puerto Principal. 

¿Cuál va a ser el papel del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo de Guayaquil (MAAC) en la ciudad?Generar un espacio de reflexión ciudadana sobre diversos temas que le competen a la ciudad y a la gente que vive aquí. El museo es un espacio abierto y por lo tanto considera a la ciudad como parte de sí.

¿Cómo construir un museo donde la ciudad es sujeto de estudio?
Lo que hemos hecho es ser conscientes de que hace falta investigación. Y la investigación es el pilar fundamental que rige todo nuestro trabajo. Los estudios sociales en el ámbito internacional han desarrollado mucho la teoría del estudio de la ciudad, o enfoque antropológico de cómo debe entenderse la ciudad. Los resultados son interesantes porque lo que vamos a ver es conocer un poco más qué es la ciudad de Guayaquil.

Ustedes van a mostrar a Guayaquil como varias ciudades en una. Pero en la ciudad se maneja un discurso oficial excluyente sobre lo que es o no es Guayaquil. Por ejemplo, las reglas de “decoro” impuestas a los habitantes del cerro Santa Ana. ¿Cómo lograr lo primero sin la colaboración de otras instituciones?
El viernes tuvimos una reunión con el Municipio y el equipo de trabajo de Antropología Urbana. Visitamos el cerro Santa Ana y la calle Numa Pompilio Llona porque han pedido nuestra colaboración y eso rompe el tema de que hay una visión impositiva o una visión vertical. Hay una disposición del Municipio de abrirse y escuchar y vamos a trabajar con talleres para intercambiar experiencias. Va encaminándose, es una dinámica interesante, porque el trabajo no se lo hace desde una sola institución, sino que es una suma de voluntades.

¿De qué otras maneras el ciudadano común puede ser actor o partícipe de lo que se está gestando en el museo?
Primeramente, no es un museo elitista. En él se va a reconocer la mayor cantidad de gente que habita Guayaquil. No vamos a encontrar un museo de corte convencional en donde estén puestas las cosas en forma unidireccional: el museo hablando a través de una vitrina que le dice a la gente lo que tiene que saber. Es una cuestión de doble vía en donde vamos a estar alimentándonos con lo que la gente opine.

¿Qué mecanismos se van a utilizar para lograr esto?
Por ejemplo en una isla de información, que será una especie de plan piloto de lo que va a ser la museografía del MAAC, luego de recorrer una parte va a sonar un teléfono celular. Se va a iluminar el teléfono y la gente debe contestar. Al contestar hay una pregunta: la opinión de lo que vio. Es algo novedoso, diferente, creativo y va a requerir participación. 

Quizá el público común al que se quiere llegar no está relacionado con la idea de arte contemporáneo y quizás lo asume como algo lejano. ¿Cómo hacerlo cotidiano al público?
El arte contemporáneo si está bien planteado no tiene nada que ver con la lejanía. ¿Qué pasa si camino al puente 5 de Junio se ve una valla de una chica nadando, una fotografía submarina, y abajo dice “Yo ya no me baño en el estero.”Pasas el puente y ves sobre otro puente un vídeo a la misma persona en el agua nadando y la misma frase. Una reflexión de la parte ecológica, de que antes ahí -en el Estero- se bañaba la gente. Esta obra de Larissa Marangoni puede pasar como publicidad. Pero una publicidad que genera reflexión.

 ¿Cuál es el nexo con la Plaza de Artes y Oficios?La plaza es un proyecto complementario. Será un espacio en el que la institución cultural hace una apuesta a la sensibilidad y al potencial artístico que existe en la población. El área exterior de la plaza es un parque recreacional, pero en vez de toparse con una resbaladera o una cancha de fútbol, hay unos objetos de percusión y un facilitador que le dirá puede tocar, que no se daña. Luego hay una segunda etapa donde se puede aprender. Y también pretende reunir a muchas instituciones que hoy por hoy están dispersas.

¿Qué pretenden generar?Para explicarlo tal vez ayude la idea de un buen amigo. Me dijo que en los tres proyectos se cumple esto: “Yo estoy, yo conozco, yo aprendo, yo comprendo, yo soy. Se trata de conocer para poder reconocer qué somos y qué podemos ser. Conocer para reconocernos. Reconocernos para ser”.  
Martes, 23 de Octubre del 2001

EL G-6E TIENE ESTATUTOS Y FIJÓ SUS OBRAS N.P.

El Comercio 23 de noviembre del 2000

Redacción Puyo 

La Asociación de Gobiernos Seccionales Autónomos de la Región Central de la Sierra y Amazonia es una realidad. 16 autoridades de Bolívar, Cotopaxi, Chimborazo, Morona, Pastaza y Tungurahua adoptaron este principio, previsto en el art. 229 de la Constitución, como una modalidad que auspicia la unidad y solidaridad bajo objetivos comunes.

Luego de cuatro asambleas, que tuvieron como sedes a Riobamba, Puyo, Latacunga y Macas, se aprobó en segundo y definitivo debate el estatuto de cuatro capítulos, dos secciones, 18 artículos, una disposición general, otra transitoria y una final. Con este antecedente, el lunes pasado se firmó el acta de nacimiento de la Asociación de Gobiernos Seccionales Autónomos de la Región Central (G-6E).

El cambio más importante introducido al primer borrador del documento fue dejar el nombre de región centro-oriente por simplemente central. “Hay interés de que otras provincias se unan a la Asociación, para que la integración sea transversal, es decir que una a Costa, Sierra y Amazonia”, dijo el prefecto de Tungurahua, Fernando Naranjo. 

La convocatoria a unirse a la Asociación, conforme consta en el manifiesto que dieron a conocer a través de los diarios nacionales, está dirigida a Manabí, Los Ríos y Napo. “La Asociación es válida porque es hora de integrarnos en temas regionales”,dijo el alcalde de Riobamba, Fernando Guerrero. 

¿Cuál es la nueva agenda luego de nacer jurídicamente? “Hemos establecido un listado de prioridades de la región que son viales. El que todos compartamos esas inquietudes nos permitirá desplegar acciones ante el Presidente de la República”, dijo el alcalde de Ambato, Fernando Callejas.

Para ello, cada provincia, como primer paso, hará los estudios técnicos definitivos y el cálculo presupuestario de las obras. Esto será entregado en la Asociación en la reunión de Guaranda del 12 de enero. 

Entre las propuestas que tienen está la rehabilitación y concesión del ferrocarril, de la autopista Quito-Latacunga-Riobamba. Además, el mejoramiento, construcción y/o rehabilitación de la Guamote-Macas; Puyo-Macas; Riobamba-Pallatanga-Bucay; Guaranda-Caluma; Guaranda-Salinas-Simiatug; etc. 

EL FEDERALISMO ARGENTINO N.P. ÉNFASIS EN LA DESCENTRALIZACIÓN FISCAL

El Universo 1 de marzo del 2001 

Nació como un país descentralizado, pero en el último siglo el gobierno federal de Argentina se ha centralizado.

MARCELA VÉLEZ
Redactora

Hay que reconocer la diversidad. Es natural que al tener una población tan diversa viviendo bajo el mismo techo, cada una busque fórmulas para existir según su realidad y sus costumbres.”

Martín Krausse (Especialista en reformas políticas.

El sistema federal argentino es muy similar al de Estados Unidos. A diferencia de otros estados latinoamericanos, Argentina fue un país descentralizado desde su creación. Cada provincia es propiamente un estado en sí mismo, en el que se eligen los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Las provincias argentinas tienen sus propias constituciones, sin que esto implique desorden. Gonzalo Torres, cónsul de Argentina en Guayaquil, explicó que aunque las provincias pueden legislar no pueden derogar o “irse en contra” de lo estipulado por la Constitución federal. 

Como lo indica la Carta Magna, al unirse las provincias cedieron a la república las competencias en seguridad nacional, relaciones exteriores, emisión de moneda y definición de políticas tributarias. Pero a lo largo del siglo XX el Estado central asumió mayores competencias de las que le fueron cedidas al inicio. Marín Krausse, experto en reformas políticas, explica que esto se debió al propio deseo de los gobiernos provinciales que buscaban deshacerse de algunas de sus responsabilidades. Álvaro Ruiz Moreno, quien participó en la elaboración del proyecto de descentralización de la provincia de Córdoba, asegura que —por el poder y el tamaño del gobierno federal— Argentina “funciona operativamente como un país unitario”. 

Como lo señala la Ley de Coparticipación Tributaria, a pesar de que las provincias pueden ejercer numerosas competencias e incluso legislar no están facultadas para recaudar sus tributos. El gobierno federal cobra los impuestos y después de llegar a un acuerdo con las provincias divide parte del monto entre estas. Por eso, explica Krausse, ciertos sectores de la sociedad, especialmente intelectuales y académicos, han iniciado un debate para exigir que el país se “redescentralice” en el área fiscal. Especialmente porque los gobiernos provinciales tienden a repetir el mismo esquema con los municipios, en el área fiscal, señala Krausse. 

Dictaduras 
Las dictaduras militares que vivió Argentina se caracterizaron por un fuerte centralismo. Cuando el país retornó a la democracia, en 1983, hubo un nuevo empuje hacia la descentralización, especialmente fiscal y administrativa. En los últimos años, explican Aníbal Bertea y Teresa Iturres, expertos en descentralización fiscal, el país se orienta hacia un nuevo proceso. Esta vez para fortalecer a los municipios. Como señala Ruiz, “la descentralización es aproximar la toma de decisiones al lugar físico, donde se produce la demanda del ciudadano”. Junto con el fortalecimiento de los municipios se espera —según Teresa Iturres— que se promueva una mayor participación de la ciudadanía. Krausse: A favor de una mayor autonomía Como especialista en reformas políticas y económicas, Martín Krausse no está de acuerdo con el cada vez mayor control del gobierno federal sobre las administraciones provinciales. Indica que la principal debilidad del modelo argentino es la dependencia económica de las provincias al gobierno federal, que es el encargado de recaudar los tributos y redistribuirlos. 

¿Por qué un territorio totalmente descentralizado entrega mayores competencias al gobierno central, cuando otros buscan lo contrario?
De cierta forma ha habido un “pacto con el diablo”. Los gobernadores han dicho hay una tarea desagradable que es la de recaudar impuestos, y dijeron “ustedes recauden y nosotros gastamos”. 

¿Por qué aceptó el gobierno central?
Porque sabía que al recaudar el dinero iba a tener más poder. Como sucede ahora, cuando decide a quién le da más o le da menos. 

¿Lo ideal es que las provincias sean autónomas?
Lo lógico en cualquier sistema descentralizado o de autonomías es que los gobernadores, alcaldes o prefectos que se vayan a hacer cargo de la administración sean quienes recauden los tributos. 

¿No hay intenciones de corregir estas fallas?
Actualmente existe el compromiso constitucional de discutir un nuevo sistema de coparticipación federal, pero no avanza. Porque es una negociación política terriblemente complicada. Además, los gobernadores no están interesados…A los gobernadores no les gusta recaudar, porque eso los enfrentaría a su población, a tener que responderle a sus electores. 

¿Podemos decir que las provincias ya no son autónomas?
Podemos decir que han perdido gran parte de su autonomía, pero no que la Argentina es un país unitario, porque no lo es. 

¿El sistema fiscal actual promueve la irresponsabilidad fiscal?
Hay dos posturas: de incrementar el control del gobierno federal y la de permitir incluso una mayor autonomía. La primera es la que apoya el Fondo Monetario Internacional, pero no estoy de acuerdo con eso. Creo que se debería permitir una mayor autonomía a las provincias y que sus gobernantes respondan a los electores. 

¿Qué es lo más importante para tener en cuenta cuando un país busca descentralizarse?
Reconocer la diversidad que hay en el país, al menos en el caso de Ecuador. Es natural que al tener una población tan diversa viviendo bajo el mismo techo, cada una busque fórmulas para vivir acorde con su realidad y sus costumbres. 

¿Cómo encontrar el modelo adecuado, superando las diferencias políticas?
Eso es bien difícil, porque aquellos que se benefician del poder central no lo quieren entregar. Se debe forzar, pacíficamente, algún cambio. Demostrarle al gobierno que no le queda otra. 

SIMÓN ESPINOSA – EL ENEMIGO DE ESA CIUDAD SE LLAMA ECUADOR

La Hora, viernes 14 de abril  del 2006- (Viernes Santo)

Simón Espinosa

Una buena forma de lograr cohesión social es inventar un enemigo externo en quien cargar todas las culpas. Las autoridades de la ciudad más poblada del país utilizan esa estrategia con frecuencia desde hace una década, y de esa manera han logrado un envidiable grado de unanimidad.

El enemigo de esa ciudad se llama Ecuador, y el ejemplo más reciente se vio la semana anterior cuando, debido al aumento de los índices de violencia, el gobierno local arremetió contra el ministerio de Finanzas, la policía y el sistema judicial. 

En un minuto, casi todas las fuerzas visibles de la ciudad alinearon sus odios, se lavaron las manos y reafirmaron la idea que flota en el ambiente desde hace mucho tiempo: la ciudad sería un paraíso si no fuera por ese fracaso llamado Ecuador. 

Ese nivel de unanimidad parece haberse convertido en un delirio colectivo cuyos síntomas principales son la desmemoria y la incapacidad para reconocer realidades evidentes.

Un ejemplo es que nadie ha osado recordar qué pasó con la última genial idea de las autoridades de utilizar guardias privados de seguridad en “lugares estratégicos”, que se vendió hace pocos meses como solución autónoma contra el hampa. 

Una sociedad cuerda se preguntaría de inmediato por qué, a pesar de los guardias privados, la delincuencia ha crecido exponencialmente, por qué las empresas de seguridad siguen recibiendo dinero del público y por qué no rinden cuentas sobre su trabajo.

Y en cuanto a acusar a los jueces y a los fiscales, nadie ha reparado públicamente en la burda ironía del asunto. ¿Qué partido político controla el sistema judicial? ¿Qué diputados han mantenido a la ministra fiscal en su cargo? ¿Qué importante líder persigue a sus enemigos a través de la justicia? 

Esa locura colectiva ha contaminado también al resto del país: una sociedad cuerda ya se habría preguntado, después de la ley del uno por ciento, de la quiebra bancaria, de la AGD, de la CATEG, de Pacifictel y demás peculiaridades e impunidades, dónde está el verdadero fracaso nacional.

simone@mail.usfq.edu.ec

EL EJECUTIVO RETOMA EL TEMA DESCENTRALIZADOR N.P.

Diciembre 11 del 2000 

Los municipios cuestionan que se proponga al mismo tiempo dos procesos. Los consejos provinciales aplauden la decisión del Presidente de la República.

El presidente Gustavo Noboa firma hoy, en horas de la tarde, el decreto ejecutivo para crear una comisión que analice el tema de la descentralización. El objetivo será plantear una propuesta básicamente de gestión que defina el cómo y en qué cantidad se transferirá las competencias mínimas a las provincias. 

Alfredo Negrete, secretario de Comunicación de la Presidencia adelantó que la comisión estará integrada por profesionales de Quito, Guayaquil y Cuenca, para que tenga una visión nacional. Aunque no quiso adelantar quiénes integrarán ese organismo, porque eso dará a conocer hoy el Presidente, mencionó a Fabián Corral y Galo García. 

El organismo, según Negrete, dará los pasos más adecuados para que el proceso de descentralización se consolide y se vaya avanzando en el mejoramiento de los servicios públicos, que hoy están afectados por un sistema centralista obsoleto. Para lograr ese propósito, dijo, se requiere voluntad política y un seguimiento para que el proceso se cumpla. 

Negrete aclaró que el decreto no significa que se alterará el debate de las autonomías. Esto está en manos del Consejo Nacional de Modernización (Conam). De allí que, la consulta popular sobre el tema se realizará en el primer trimestre del 2001.

La decisión del Ejecutivo ha generado reacciones en los grupos sociales involucrados en el tema. 

Para la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME) es absurdo que se plantee al mismo tiempo los dos procesos. “Es imposible ver un país con dos sistemas de administración distintos”. 

La AME sugiere que el Presidente señale en la pregunta de la consulta si el pueblo está a favor de la descentralización o de las autonomías. 

Pero Montgómery Sánchez, prefecto de El Oro y presidente del Consorcio de Consejos Provinciales (Concope),aplaude la decisión del Presidente de impulsar la descentralización. “A lo mejor no estaríamos hablando de autonomías si antes se hubiera descentralizado todo”. También dijo que ojalá esto no se quede en los buenos deseos. 

A criterio de Sánchez, sí es posible manejar de manera simultánea autonomía y descentralización en el país, siempre y cuando prime un liderazgo que garantice la unidad nacional y la solidaridad. 

El Movimiento Proautonomía de Manabíconsidera que el Ejecutivo debe establecer primero cuál es su tesis de descentralización. Si apunta, con claridad a que al final se vea la autonomía el país caminará en la misma línea. Esto evitará conflictos por una supuesta contraposición de conceptos. 

Según el prefecto de Pichincha, Ramiro González, el Gobierno se ha dado cuenta que lo mejor para el país es la descentralización. Recordó que hasta la semana pasada faltaba voluntad política del régimen para decidir. “El país debe aplaudir la decisión del Jefe de Estado, ahora hay que debatir cómo hacer que los dos procesos caminen juntos”. 

EL DEBATE DE DELEGACIÓN DE FUNCIONES SE RETOMÓ

El Comercio. Guayaquil, 4 de abril del 2003.

Ayer, en Santa Elena, una extensión del diálogo que se realizó en marzo en Guayaquil, se reunió para ampliar el tema. También para abordar las autonomías que no fueron tratadas en la última jornada que organizó la Secretaría Nacional de Diálogo y Planificación.

Esta vez, las intervenciones se hicieron eco de algunas propuestas que el Consorcio de Consejos Provinciales planteó al Presidente, como la fusión de gobernadores y prefectos.

Humberto Mata, del movimiento Fuerza Ecuador, planteó la elección de diputados por distritos para reducirlos de 100 a 74 y la entrega de competencias a los cantones y provincias. Su planteamiento es que a los municipios se les dé salud, educación, infraestructura básica y seguridad. Y a las prefecturas, un fondo de compensación cantonal y la vialidad provincial.

Gaytán Villavicencio, otro de los participantes, apeló a la elaboración de una propuesta nacional que supere el mayor tropiezo del proceso: la distribución territorial del poder.  “No se trata de arranchar poder al Gobierno. ¿Qué hacemos con la deuda externa y qué le quedará al Gobierno central?”

Ambos coinciden en que hace falta voluntad política para que despunte la descentralización. Y reprocharon que no se haya invitado a los diálogos a los partidos políticos.

EL CASO ESPAÑOL N.P.

El Universo 26 de febrero 2001

Modelo fue resultado de consenso político


¿Funcionan las autonomías? A continuación analizamos el modelo español, sus ventajas y conflictos.


MARCELA VÉLEZ


Redactora

Después de 40 años de dictadura España buscó un nuevo sistema de gobierno. 

Como explica el constitucionalista español Joan Subirats, las autonomías españolas respondieron, en el momento de su creación, a dos objetivos: implementar un modelo de organización del Estado más eficaz y que este modelo reconozca las diferencias culturales e históricas de las distintas regiones españolas. 

Así, en 1978 aprobó en su Constitución un reconocimiento a estas diferencias y les otorgó a sus provincias el derecho de solicitar la autonomía política. 

España se constituyó, entonces, en un “Estado de las autonomías”, que como lo describe el Manual del Estado Español (1999), “no se trata ni de un Estado centralizado y unitario ni de uno federal”. 

España está formada por 17 Comunidades Autónomas (CA), que agrupan a 50 provincias. Pero, las CA españolas no fueron establecidas por parámetros territoriales. 

Como lo indica el art. 143 de su Constitución, las CA están integradas por “provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes”. 

Las comunidades autónomas poseen sus propios órganos ejecutivos, legislativos y de control. 

Algunas de ellas tienen también su propio cuerpo policial. 

Comparten, sin embargo, el mismo Poder Judicial y políticas fiscales, así como los objetivos de la economía nacional. 

Se establecen así dos niveles de gobierno o administración, el estatal y el autonómico. 

El encargado de negocios español Pedro Calvo-Sotelo explica que las comunidades autónomas no comparten iguales competencias, solo dos de ellas (el País Vasco y Navarra) recaudan sus tributos y negocian el porcentaje que entregarán al Estado. 

Los campos de acción de las circunscripciones autónomas son amplios. 

Como explica Subirats, las autonomías con el máximo nivel de competencias asumidas “pueden hacer muchísimas cosas por sí mismas en su marco competencial… carreteras, puertos si son de su ámbito territorial, universidades, contrucción de escuelas, hospitales, etcétera…”. 

Pueden incluso variar los impuestos generales en ciertos temas, si lo creen prioritario. 

“Su nivel de autonomía es muy alto”, señaló. 

Sin embargo, hay regiones que aspiran a un mayor nivel de autonomía, como Cataluña y el País Vasco, donde aún existen partidos independentistas. 

Lo bueno 

Joan Subirats cree que la aplicación de las autonomías permitió en España un reforzamiento de la identidad cultural de las diversas regiones. 

Además, creó un nexo más directo entre el Gobierno y los ciudadanos, lo que a su vez hizo posible una mayor democratización del sistema político. 

Para el cónsul de España en Ecuador, José Luis Villanueva, lo más importante de las autonomías es que permitieron una mayor eficiencia en la administración del país. 

Villanueva explicó que antes de implementarse este sistema en España “de 100 pesetas, todas eran recaudadas por Madrid, de las cuales distribuía 15. Ahora, el Gobierno central recibe 50 y las otras 50 son repartidas en todas las comunidades”. 

Especialmente, porque —según él— promueven una sana competencia entre las regiones. 

Lo malo 

Uno de los problemas que tuvo que afrontar España al inicio del proceso fue la duplicación de órganos gubernamentales. 

Así lo explicó el constitucionalista español Carlos Vidal, quien agregó que esto significó un gasto excesivo para el país. 

Otro riesgo, señala Vidal, “es que los territorios caigan en la tentación del victimismoy el espíritu reivindicatorio”, lo que conllevaría a la desintegración del Estado. “El principio de autonomía no puede superponerse al de unidad estatal”, señaló. 

Subirats agregó que existe también el riesgo de que exista desigualdad entre los territorios, a pesar de la existencia de un Fondo de Compensación (Fondo de Solidaridad) que ayuda a las regiones más pequeñas o pobres. 

También hay la amenaza del clientelismo político que podría reproducirse en las instancias políticas locales. 

A pesar de los problemas y conflictos constantes que enfrenta España, 22 años después de su cambio de sistema de gobierno la balanza es positiva. 

En un reciente estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorro españolas, se demuestra que la economía de las CA creció —en 1999— más que la de la Unión Europea. 

Sin embargo, Villanueva dijo que el modelo español “no se trata de una receta que aplicar”, por lo que no recomienda su copia íntegra en Ecuador. 

Según Vidal, cada país tiene que encontrar un modelo acorde con su realidad política, económica y cultural. 

LO QUE PUEDEN HACER LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

De acuerdo con el artículo 148 de la constitución española de 1978, las comunidades      autónomas pueden asumir competencias en las siguientes materias, dentro de su territorio: 

  Organización de sus instituciones de autogobierno. 

  Obras públicas, urbanismo y vivienda. 

  Carreteras. 

  Puertos y aeropuertos no comerciales. 

  Agricultura y ganadería.

  Protección del medio ambiente.

  Manejo de recursos hidráulicos.

  Pesca, caza y acuicultura.

  Ferias interiores.

 Fomento del desarrollo económico dentro de la política económica nacional.

  Museos, bibliotecas y conservatorios de música. 

  Fomento de la cultura e investigación. 

  Promoción y ordenación del turismo.

  Asistencia social.

  Sanidad e higiene. 

EL ANÁLISIS DEL REGLAMENTO PARA DESCENTRALIZAR TARDA N.P.

26 de mayo del 2001 

 Gobierno * La propuesta fue entregada hace 7 semanas y no tiene respuesta 

Los pasos legales para ir a la descentralización tardan en afinarse en el despacho principal de Carondelet. El presidente Gustavo Noboa analiza, desde hace más de siete semanas, el borrador del reglamento de la Ley de Descentralización. El documento elaborado por la Comisión Nacional de Descentralización contiene 43 artículos y once capítulos y se lo aplicará en las entidades, organismos y dependencia de los gobiernos autónomos que quieran ir por la vía de la descentralización. 

Este cuerpo jurídico, en su parte central, prevé la suscripción de convenios para transferir competencias entre el Ministro del ramo y la entidad seccional. Antes de ello, las dos partes deberán identificar y acordar las funciones, responsabilidades y recursos a transferir. Luego los convenios serán firmados por el Presidente de la República, el representante del Ministerio respectivo y los delegados del nivel local. 

Cada convenio deberá cumplir algunos requisitos para ser válido. Entre otros debe contener nombres de los participantes, obligaciones y derechos de las partes, la enumeración y detalle de las transferencias, las condiciones políticas… 

Otro elemento del texto es el de la mancomunidad (entidad constituida legalmente por varios municipios). Antes de que las provincias se pronuncien por el establecimiento de este sistema es necesaria una deliberación de los organismos involucrados. 

El capítulo 5 habla de la necesidad del fortalecimiento institucional. Para ello, el Consejo Nacional de Modernización (Conam) elaborará un plan de mediano plazo. Su ejecución dependerá de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) y el Consorcio de Consejos Provinciales del Ecuador (Concope). 

La creación de la comisión nacional de competencias es otra propuesta. Este organismo impulsará y consolidará el proceso de cambio de modelo del Estado; atenderá y resolverá reclamos y controversias entre los actores de los convenios. Estará integrada por tres miembros. Un delegado del Presidente de la República, un representantes del Concope y otro de la AME. Los puntos que podrá enfrentar son el reiterado incumplimiento de las obligaciones establecidas en los convenios por cualquiera de las partes, la falta de transferencia de recursos financieros, tecnológicos, humanos, materiales… 

El documento también habla del control, participación social y circunscripciones territoriales -el espacio autónomo de las comunidades indígenas. Sobre este último solo se dice que “el Gobierno deberá promover programas de desconcentración delegación y descentralización de sus funciones, responsabilidades y recursos a favor de las circunscripciones…”. En Carondelet no se dio respuesta, hasta el cierre de esta edición, sobre el estado del proyecto. 

EL ACTA DE INDEPENDENCIA DE GUAYAQUIL NO MERECE ESTAR EN UN MUSEO

Hemos rescatado el Acta de Independencia de Guayaquil firmadas por los próceres del 9 de octubre de 1820 para probar que ha estado mal cuidada, inerte en una urna, sin transmitir a los hijos de esta ciudad ese calor ardiente que hizo de Guayaquil el eje de la economía y vitalidad ecuatoriana. El Acta de Independencia de Guayaquil pasa a mejores manos. Va a estar bien cuidada y solo será devuelta en manos de quien o quienes estén abiertamente comprometidas con los movimientos descentralizadores inmediatos, automáticos e irreversibles, los movimientos autonomistas o incluso separatistas que demuestren que esta Acta de Independencia de Guayaquil, no es un inerte documento histórico. El proceso electoral que ahora se inicia para sustituir del poder a un guayaquileño que traicionó las causas guayaquileñas y dio las espaldas a la Consulta Popular respecto a las Autonomías triunfantes abrumadoramente en Guayas, debe estar en la agenda electoral. Exigiremos, por tanto, a todos los candidatos responder los cuestionarios que emitiremos públicamente. El Acta de Independencia de Guayaquil no es pieza de museo. Es un fuego vivo que debe arder con fuerza para quemar las cadenas del centralismo opresor que ha humillado a esta ciudad y ha convertido a sus líderes y elites en esclavos de una burocracia opresora.

Guayaquil ayer, hoy y siempre MOVIMIENTO FRAGUA DE VULCANO.

Guayaquil 14 de mayo del año 2002 después de Cristo.